billaramericano.com

Inicio | Otras webs | Contáctame

Escuela de Billar Americano

Vaya juego bonito!
 

Fuerzas

 

La cantidad de fuerza que necesita un tiro determinado para llevar la bola blanca al sitio correcto para el siguiente tiro es algo que iremos afinando con el tiempo, pero que podemos trabajar específicamente para que luego nos resulte más sencillo aplicarlo en una partida. Más adelante veremos que la fuerza necesaria para la mayoría de los tiros es menor que la que a menudo se aplica, y parece lógico que los tiros que precisen de menor fuerza serán los más fáciles de controlar y de ejecutar con mayor precisión y rectitud.

Para practicar las diferentes fuerzas que podemos aplicar a un tiro, y ser capaces de diferenciarlas y controlarlas, podemos intentar jugar bolas a lo largo de la mesa con fuerzas del 1 al 10. Vamos a ver cómo jugar bien cada una de las fuerzas.

La fuerza 1 sería la mínima con la que atacaríamos la bola como para que cayera llorando en la tronera (¡ojo, no es tan fácil!, y por cierto, es preferible quedarse justo corto que pasarse de fuerza y pensar que se está haciendo bien).

La fuerza 10 sera toda la que podamos aplicar al tiro, y que seamos capaces de controlar con razonable precisión. Estos tiros nos servirán más adelante para las bolas presionadas, pero evidentemente, no sirve de nada presionar una bola con la fuerza de un saque si luego no somos capaces de acercar siquiera la objetiva a la tronera. El objetivo de practicar la fuerza 10 es realizar un tiro con gran velocidad de ataque, pero en el que confiemos. En el que nos concentremos especialmente en la rectitud, y en acabar bien quietos después del disparo.

La fuerza 5, por lo tanto, puede ser la que aplicaríamos a un tiro normal, bien penetrado y cómodo.

A partir de aquí, las demás fuerzas deben ser practicadas hasta que se vayan 'sintiendo'. Por ejemplo, entre la fuerza 1 y la 5, encontrar el término medio justo sería acercarse a una fuerza 3. Y luego, al buscar un término medio entre esta fuerza 3 obtenida y la fuerza 5, o la 1, estaríamos buscando una fuerza 4 ó 2, respectivamente. Este mismo sistema se aplicará para calibrar las fuerzas entre la 5 y la 10.

Con algo de práctica se llega a diferenciar las fuerzas con precisión. Como ejercicio interesante invito al alumno a que disponga las bolas del 1 al 10 sobre la mesa al azar y trate de aplicar la fuerza que le indique cada bola. Este es un modo de cambiar rápidamente entre diferentes fuerzas.

___________________________________________________________

RECUERDA: LA MEJOR FORMA DE APRENDER ES CON UN PROFESOR

Adoro mi depredador... El autor | Todos los derechos reservados | Contáctame | ©2018 José Francisco Garrido