billaramericano.com

Inicio | Otras webs | Contáctame

Escuela de Billar Americano

Vaya juego bonito!
 

Corrido y retroceso (¡y centro-bola!)

El retroceso

El corrido

El centro-bola

_________________________________________

Aunque de momento vamos a tratar básicamente las bolas rectas, en realidad con este capítulo comenzamos a ver un poco el control de la bola blanca, al menos de forma elemental, pues cualquier acción que modifique la posición final de la blanca tras el tiro hace que estemos controlando la blanca de algún modo.

 

EL RETROCESO

El retroceso

Llamamos retroceso al giro de la blanca sobre sí misma y hacia atrás en relación al sentido de la marcha, y se produce como consecuencia de atacar la bola blanca por debajo de su centro.

La cantidad de retroceso que llevará la bola blanca inmediatamente tras el impacto con el taco dependerá de dos factores:

1. La distancia que nos separemos del centro. Cuanto más abajo toquemos la blanca, más retroceso le aplicaremos.

2. La velocidad a la que ataquemos la bola. Con la misma cantidad de retroceso, la blanca llevará más retroceso cuando sea atacada con más velocidad.

Arriba hemos especificado que mediríamos la cantidad de retroceso ‘inmediatamente’ después del impacto con el taco. ¿Por qué?

Al jugar un retroceso, tras el contacto del taco con la bola blanca, ésta sale despedida hacia delante, girando hacia atrás con más o menos giro dependiendo de la cantidad de retroceso que hayamos aplicado según lo que hemos visto más arriba. Sin embargo, y da igual la cantidad de retroceso que apliquemos, la blanca comienza a perder este retroceso desde el primer momento debido a la fricción con el paño, hasta que llega un momento en el que lo pierde totalmente y comienza a girar hacia delante, si antes no impacta con una bola, banda, etc.

Esto es visualmente fácil de comprobar para el principiante con una bola rayada. Colóquese ésta como si fuera la blanca, con la ‘raya’ atravesada con relación al sentido de la marcha, y aplíquesele retroceso a un tiro a lo largo de la mesa, sin bola objetiva. Se verá cómo la bola gira claramente hacia atrás, aunque cada vez menos, luego parece que ‘resbala’ un instante sin girar atrás ni adelante, y comienza a girar hacia adelante con naturalidad.

¿Cuánto tarda la blanca en perder el retroceso? Esto dependerá básicamente de la cantidad de retroceso que le hayamos aplicado, aunque también de la velocidad a la que se desplace la blanca.

Es lógico pensar que una bola que lleva más retroceso tarda más en perderlo. También debemos pensar que una bola que lleva más velocidad resbalará más (hará más distancia) antes de perder su giro de retroceso y comenzar a girar hacia adelante.

Una vez comprendemos todo esto, imaginemos una bola recta. ¿Qué hará la blanca tras el impacto, y suponiendo que entroneremos la bola objetiva?

1. Si la bola blanca ha perdido el retroceso por el camino, llegará girando hacia adelante y tras el choque avanzará hacia la tronera, más allá de la posición en la que se ha producido el impacto.

2. Si aún llevaba retroceso antes de impactar, en este caso saldrá hacia atrás, alejándose de la tronera y del punto del impacto, y acercándose hacia nosotros. La cantidad de espacio que recorra la blanca (tanto en este caso como en el anterior) dependerá de la cantidad de giro que lleve, y lo iremos viendo más adelante, aunque sólo con la práctica podremos comprenderlo realmente y afinarlo para sentir ese ‘toque’.

3. Pero ¿y si llega sin corrido ni retroceso? Es decir, ¿y si impacta justo en ese instante en el que resbala por el paño sin girar hacia adelante o hacia atrás? Efectivamente: en este caso la bola blanca quedará clavada justo en la posición del impacto.

¡Bien! Ya tenemos una ligera idea de cómo mover la blanca, que nos servirá al menos en algunos tiros. Pero... con los pocos tiros que en realidad se quedan ‘completamente rectos’ en una partida... ¿merece la pena conocer esto?

Pues bien, ‘esto’, que es algo tan simple, es la base fundamental, como el principiante irá aprendiendo y comprobando, de todo lo que se puede explicar y conocer en cuanto al control de la bola blanca, y nos hará falta tenerlo en cuenta y mucho en la grandísima mayoría de los tiros que se nos puedan presentar en una partida, pues, como veremos más adelante, controlar la cantidad de corrido o retroceso con el que la blanca llega al impacto será fundamental también en las bolas cortadas, o dicho de otro modo, en los tiros que no sean rectos.

Volviendo al retroceso en las bolas llenas, el principiante hará muy bien en entrenar tiros rectos, incluso cortos, para tratar de comprobar cuántas veces es capaz de clavar completamente la blanca o hacer que retroceda cinco centímetros o diez o quince a su voluntad, incluso comprobar cuánto es lo máximo que puede hacer retroceder la blanca, o la máxima suavidad (atacando más abajo) con la que puede 'sujetar' la blanca.

 

EL CORRIDO

El corrido se produce cuando atacamos la blanca por encima de su centro y hacemos que salga girando hacia adelante. Si aplicamos la velocidad y la cantidad de corrido (separación del centro) suficiente, haremos que la blanca gire sobre sí misma hacia delante más de lo que lo haría rodando naturalmente sobre el paño. Esto hará que la blanca continúe desplazándose hacia adelante con más viveza tras el choque de lo que lo haría si llegara, como hemos comentado, con una rodada natural. El corrido no es un tiro tan fundamental como el retroceso (¡¡no he dicho que sea menos importante!!), entre otras razones porque podemos ejecutar muchos corridos atacando la blanca por debajo de su centro, o centro-bola (como hemos visto anteriormente, con golpes más o menos suaves en los que la blanca pierde su retroceso por el camino), y no podemos hacer lo contrario pues el paño, como es lógico, siempre tiende a aplicar corrido a la bola blanca (o a cualquier otra bola), en cualquier tipo de tiro. Por decirlo así, el retroceso es un tiro más 'versátil', que nos aportará una más amplia gama de tiros posibles. También hay que pensar que el corrido es algo más sencillo de ejecutar precisamente debido a que, por decirlo de algún modo, 'nos ayuda' el paño. Del corrido hay menos que contar que del retroceso pues cuando hablamos de retroceso, también hablamos de corrido, y de centro-bola.

 

EL CENTRO-BOLA

El centro-bola consiste en eso mismo: en atacar la bola blanca en su mismo centro para que, al menos nada más tocarla, salga de la suela de nuestro taco resbalando por el paño sin girar hacia delante ni hacia atrás. Tengamos en cuenta que el centro-bola comenzará a friccionar con el paño nada más ser atacado, y tendrá tendencia a girar naturalmente hacia delante. ¿Cuánto tardará en dejar de deslizar? Dependerá directamente de la fuerza empleada en el tiro: a mayor fuerza, mayor distancia de deslizamiento, de forma que si la atacamos con mucha suavidad, la bola ‘se agarrará’ a la mesa enseguida. Por lo tanto, si dada una bola recta, queremos ejecutar un clavado con un tiro centro-bola, la velocidad del ataque sobre la blanca deberá ser más o menos alta, tanto más cuanto más alejada se encuentre la bola objetiva, precisamente para evitar que la bola tiradora pierda ese deslizamiento aplicado con el ataque centro-bola y 'se agarre' a la mesa. Estas bolas atacadas centro-bola con cierta velocidad del taco se llaman bolas de presión y las veremos específicamente algo más adelante.

___________________________________________________________

RECUERDA: LA MEJOR FORMA DE APRENDER ES CON UN PROFESOR

Adoro mi depredador... El autor | Todos los derechos reservados | Contáctame | ©2014 José Francisco Garrido